Alumnas de Ingeniería en Construcción PUCV encabezan proyecto que reutiliza vidrios desechados como material para revestimientos de fachada

WhatsApp Image 2022-11-10 at 7.54.34 AM

El proyecto fue reconocido en la categoría “Mujer Líder” en la octava versión del concurso Lift Me Up que convocó a estudiantes de todas las carreras de la PUCV a que presentaran sus iniciativas innovadoras.

Avanzar hacia la construcción verde y aportar a entregar alternativas sustentables a dicho rubro es el sueño de Maureen Ziller, estudiante de último semestre de la carrera de Ingeniería en Construcción de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso quien creó “Coating Glass”, proyecto que elabora material para revestimientos de fachada a partir de la reutilización de vidrios desechados como residuos.

Consiste en un revestimiento de fachada que sea de bajo costo y mantención, al que puedan acceder muchas personas y que tenga el factor sustentable ya que busca usar de forma consciente los recursos que tenemos, de tratar de ayudar un poco a la sociedad con el tema de la reutilización más allá del reciclaje como tal, sino tratar de incorporar la reutilización de recursos, que en este caso son desechos comunes, domiciliarios, a la industria de la construcción para ocuparlos de una forma que se gaste poca energía”, detalla la creadora de la innovación.

La idea empezó a tomar forma durante el primer semestre 2022, cuando Maureen ingresó al curso optativo “Innovación en la Industria de la Construcción” que imparte la Escuela de Ingeniería de Construcción y Transporte.

Paralelamente, junto a su compañera Danitza Morales, adoptaron esta iniciativa como proyecto de título, el que desarrollan con la guía del profesor Andrés Fernández y el apoyo del profesor Luis López. Ambos académicos las guiaron sobre los fondos concursables y diversos concursos a los que podrían postular para hacer realidad el proyecto. Fue en ese proceso que conoció The Lift, certamen que impulsa la preincubadora de emprendimientos en etapa inicial de la Facultad de Ingeniería de la PUCV que convocó a estudiantes de todas las carreras de la casa de estudios a participar con sus proyectos.

En esa instancia, “Coating Glass” fue reconocido en la categoría “Mujer Líder”.

¿Qué se siente ser reconocidas en su calidad de mujeres?

“Haber sido reconocidas como líderes mujeres nos alegra mucho. No nos sentimos así todavía. Nos gustaría en el futuro llegar a inspirar y motivar a otras pares y creemos que este premio es necesario porque necesitamos que más mujeres innoven, más mujeres emprendan y se metan en el tema de la ciencia y sean agentes activos en esto. Haber recibido este premio nos emociona mucho, no lo esperábamos porque creemos que nos falta mucho por mejorar el proyecto, seguimos en eso y hemos avanzado mucho”.

En ese contexto, ¿qué mensaje le enviarías a tus pares mujeres?

“Creemos que este tema de la innovación, el emprendimiento, avanzar hacia lo sustentable y sostenible va más allá de una cuestión de género, pero lo ideal, al menos para nosotras, es que este tipo de incentivo no esté enfocado en un género, que lleguemos a la idea que todos innovemos y participemos de forma activa.

Nos encanta que ahora se nos haya dado este premio, que se dé la instancia y se incentive a las mujeres a participar en este tipo de concurso y más allá del concurso, a tener este tipo de idea, a participar de forma activa”.

La joven estudiante sostiene que es fundamental que todos puedan plantearse como una opción real, efectiva, eficiente, sostenible y sustentable. “Que nos demos cuenta es necesario avanzar hacia la reutilización de estos recursos y de lo que ahora entendemos como desechos”.

Personalmente, ¿qué ha significado emprender a partir de un ideal?

“En mi primer proyecto innovador en construcción el proceso ha sido muy enriquecedor, frustrante a veces, pero nunca desmotivante, cada error nos ha llevado a buscar más alternativas, opciones y soluciones reales que además tengan este factor estético, que se vea bonito, funcione y sirva. Ha sido un proceso rico y hemos recibido un montón de apoyo de los profesores guías sin cuya ayuda no estaríamos avanzando tan bien. Están siendo geniales con nosotras”.

Respecto a los aspectos técnicos, ¿en qué etapa se encuentran?

“El proyecto en sí ha evolucionado de una forma que no esperábamos, muy rápido, ha mejorado mucho. Todavía estamos haciendo el estudio técnico del material para ir mejorando las características que éste pueda tener y el uso que podamos darle más adelante, pero si bien nos falta mucho, hemos avanzado y estamos muy contentas con el proyecto, el avance y el aprendizaje que hemos tenido”.

Luego de terminar la carrera, Maureen Ziller proyecta formar una empresa son socios externos para comercializar esta innovación y lanzarlo al mercado como un producto.

“Empezó como una idea volátil y era en parte un sueño de crear algo sustentable para la construcción, de avanzar hacia una sociedad sostenible y hacerlo desde nuestra área de conocimiento que es la construcción y que a partir de este proyecto nazcan muchos más, aportar un granito a la construcción verde, empezar por algo que pueda ser aceptado que pueda ser fácil de implementar y que esté al alcance de todos”, concluye la estudiante.

La académica Jimena Pascual, que lidera el proyecto «W Stem» en la Facultad de Ingeniería señaló: «A muchas mujeres las motiva el aportar a la sociedad mejorando la calidad de vida de las personas. Maureen y Danitza son un ejemplo de cómo este sueño se puede alcanzar desde la ingeniería, y abren camino para que otras jóvenes se motiven a innovar y a creer en sus talentos. Necesitamos más modelos de rol como ellas».

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on google